Porque Duelen Los Senos y El Pezón Se Pone Duro

Amiga ¿últimamente has sentido dolor en los senos?, ¿tus pezones se han puesto duros?, ¿quieres saber porque se debe esto?. En el siguiente artículo detallaremos las causas y posibles soluciones a esta situación. Lee atentamente para que podamos despejar todas tus dudas al respecto.

Porque Duelen Los Senos y El Pezón Se Pone Duro

Porque Duelen Los Senos y El Pezón Se Pone Duro

Tienes que leer este post hasta el final, esta de rechupete, estoy muy segura que encontraras la solución a este problema, y sabes que es lo mejor? que es totalmente GRATIS, porque este problemilla también me ha afectado a mi, y por eso decidí escribir pensando en ti, así que vamos al grano.

Porque Duelen Los Senos y El Pezón Se Pone Duro

Los pechos femeninos antes del embarazo están formados por tejidos de apoyo cutáneo, glándulas mamarias y tejidos adiposos o grasas protectoras. Razón por la cual los senos de las mujeres permanecen siempre con la misma forma y más o menos el mismo tamaño después de la pubertad, a diferencia de las glándulas mamarias de otros mamíferos que solo aparecen cuando deben ser usados.

La proporción de tejidos grasos presentes en los senos es muy diferente entre una mujer y otra, por lo que se pueden observar infinidad de formas y tamaños entre las mamas.

Aunque su función principal radica técnicamente en lo mismo, ser la fuente de alimento principal para los recién nacidos de la especie, gracias a su capacidad de producción de leche, esto se debe a que la creación de la placenta dentro del organismo femenino impulsa la segregación de mayor cantidad de dos hormonas llamadas progesterona y estrógeno.

Estas dos hormonas son las principales responsables de estimular el proceso que biológicamente impulsa la lactancia.

Causas Por Las Cuales Los Senos y El Pezón Se Pone Duro

Los pechos pueden llegar a doler por una múltiple variedad de causas, entre las cuales se cuentan la hipersensibilidad al roce o a la presión, también pueden aparecer dolores repentinos u espontáneos que están fuera de lo habitual, e incluso doler por causa de los ciclos menstruales.

A continuación te explicaremos las causas más comunes por las que duelen los senos:

La mastitis

La mastitis es una dolencia que produce la inflamación dolorosa de las mamas, se debe a la obstrucción de las vías que conducen la leche desde las glándulas productoras hasta el orificio del pezón. En otros casos también puede deberse a alguna infección interna del seno.

En el caso de la mastitis, el padecimiento también viene acompañado de: inflamación, malestar general, fiebre alta, hipersensibilidad mamaria, endurecimiento del pezón y enrojecimiento.

Para lograr deshacerse de la mastitis y el dolor que produce en los senos es necesario que visite al médico para que le realice una evaluación y diagnóstico, para que posteriormente pueda recetarle un tratamiento adecuado.

Quistes en los senos

Es una dolencia que actualmente resulta bastante común entre las mujeres, se  trata de pequeñas bolitas de líquido que aparecen por cuestiones hormonales dentro de una bolsa benigna.

En algunas otras oportunidades aparecen cuando los senos varían de tamaño y, aunque no existen causas aparentes para que se produzca su aparición pueden llegar a ser sumamente dolorosos.

Al notar su aparición debes acudir lo antes posible a tu médico de confianza, ya que es necesaria una evaluación para determinar si es posible que puedan ser eliminados con medicación oral, debido a que la mayoría de las veces pueden ser tratados sin necesidad de entrar a un quirófano.

En los casos que se trata de un problema grave, el médico puede recetar tratamientos avanzados.

Aunque no debe ser signo de alarma, ya que esto no suele ocurrir comúnmente y casi nunca se trata de problemas asociados al cáncer.

Si presentas este problema, lo más recomendable es consumir Vitamina E y complejo B, evitando alimentos como el chocolate y el refresco.

Fibromas

Los fibromas son formaciones tumorales benignas, entendiendo claro está que tumores y quistes no son la misma cosa.

Un tumor se define como una formación de células que tienen un rápido crecimiento que se convierte en un tejido sobrante, siendo duros y rígidos.

Generalmente, los fibromas mamarios benignos tienen aparición en forma de bultos milimétricos.

Estos suelen tener variaciones según: la actividad hormonal, durante el periodo menstrual, en la lactancia y el embarazo.

Sin embargo en algunos casos llegan a ser muy grandes, necesitando ser extirpados de manera quirúrgica, aunque comúnmente desaparecen con tratamientos menores.

La alimentación

La alimentación juega un factor importante para explicar por qué te duelen los senos en algunos casos, ya que existen elementos con altos contenidos de grasas, cafeínas, o sales que pueden ser causantes de estas dolencias. Por lo que debes evitar su ingesta.

Entre los alimentos que debes evitar se encuentran los chocolates, los frutos secos, los refrescos, el té negro, el té verde, las comidas chatarras, las carnes rojas, los embutidos y las salsas embotelladas.

Si incluso disminuyendo el consumo de esos productos no desaparece el dolor de tus senos, lo más recomendable es que hagas una visita a tu médico para una revisión especializada.

El ciclo menstrual

En este periodo del mes puede padecer una gran variedad de síntomas, entre los que se cuenta el dolor de senos, al punto de llegar a la hipersensibilidad que hará que sea un área intocable inclusive por días.

Algunas mujer pueden llegar a sentir dolor intolerable incluso ante el rose de la ropa en los pezones. Esto se debe a la inflamación causada por la variación hormonal, que también hace que el pezón adquiera dureza.

Lo que ubica al síndrome premenstrual como otro de los motivos que pueden causar el endurecimiento de los pezones en particular, ya que la combinación de estrógeno y progesterona aumenta la tensión del área mamaria particularmente.

El embarazo

Generalmente durante el primer mes y medio de embarazo suele aumentar la sensibilidad del pezón, comenzando incluso a endurecerse ante el roce de la ropa.  Y luego del segundo mes hasta puede notarse una variación del tamaño y color del pezón.

Como Disminuir El Dolor En Los Senos

Ante todas estas causas, ahora te preguntarás ¿existen maneras de disminuir el dolor de los senos? Pues a continuación te presentaremos algunas maneras de disminuir las molestias y dolores que se puedan presentar en tus pechos.

Los sostenes

El principal truco que puedes usar para disminuir el dolor en los senos consiste en adquirir unos sostenes que puedan soportar de una manera firme tus mamas, de este modo aliviarás la tensión muscular y cutánea en el ares y por ende el dolor será muchísimo menor.

Claro, asegúrate de evitar los sostenes con push up, con aros de metal por unos días, es más recomendable que adquieras unos sostenes deportivos de tela transpirable, para que la sujeción sea más justa.

Compresas frías

Aplicar compresas frías en tus senos sobre las áreas en las que percibas sensibilidad, esto puede ser sumamente positivo para disminuir la inflamación y el dolor.

No existen contraindicaciones para este tratamiento, de hecho puedes aplicar las compresas tantas veces como consideres necesario, por 20 minutos entre cada aplicación.

Si llegas a sentir adormecimiento de la piel en la zona de aplicación o sientes que está extremadamente frio, simplemente coloca una toalla entre tu piel y la compresa de hielo, para evitar los síntomas de congelamiento en la zona.

Masajes

Otra de las técnicas que resultan positivas para el tratamiento del dolor en los senos son los masajes. Puedes aplicar masajes de manera circular muy suave en los senos, así logras aliviar la tensión cutáneo muscular.

Asegúrate de realizarlo con cuidado, puedes ayudarte con una crema hidratante, siempre que no maltrates las zonas sensibles.

Saber Más...

Llegaron Buscando

  • permanecen los pezones erectos en el embarazo
error: Content is protected !!