¿Porque Duelen Los Dientes Durante El Embarazo?

Holaaa, como te va? espero que bien mi querida amiga que estas en la dulce espera. Te has preguntado porque duelen los dientes durante el embarazo? Yo sé lo molestoso que puede llegar a ser un dolor de dientes en el embarazo. Yo también pase por esa situación horrible, no se lo recomiendo ni a mi peor enemiga (o bueno tal vez si). Lo cierto es que mi bella embarazada te tengo buenas noticias, sabes cuales son? la información es totalmente gratis.

Lo único que te pediré es que leas el articulo hasta el final, por dos razones, la primera es que aquí te diré las causas y los tratamientos y la segunda es que bueno, disfrutes tu trabajo y me dejes un comentario, eso es todo, ahora si vamos al lío.

¿Porque Duelen Los Dientes Durante El Embarazo?

¿Por qué duelen los dientes durante el embarazo?

Con la llegada del embarazo, la incomodidad también viene en camino. El cuerpo comenzará a cambiar, el vientre se abultará, así que una espalda adolorida o dificultades para ponerse cómoda, es parte del natural del proceso. Pero mientras se amontonan almohadas en una búsqueda insaciable para descansar un poco por las noches, es posible que una nueva fuente de malestar durante el embarazo aparezca: La dentadura. Durante el embarazo, cualquier mujer puede sufrir de una dentadura sensible.

Causas Por Las Cuales Duelen Los Dientes En El Embarazo

Sensibilidad dental

Para algunas madres embarazadas, los dientes se vuelven extremadamente sensibles. Puede haber sensibilidad en la dentadura completa, un área o hasta un diente en específico.

Tomar bebidas calientes o frías muchas veces se vuelve un calvario ya que podría hacer que sus dientes molesten o duelan más de lo que lo hacían antes de estar embarazada. Y la sensibilidad podría fluctuar durante un día, al día siguiente y luego desaparecer.

Las hormonas, como el estrógeno y la progesterona, aumentan de volumen durante el periodo de gestación, lo cual hace que su flujo sanguíneo aumente de volumen. Esto envía más sangre a través de las encías, lo que puede causar que la sensibilidad de los dientes aumente.

Rechinar los dientes como consecuencia del estrés

Si una persona rechina los dientes también puede causar sensibilidad o dolor. El rechinar los dientes a menudo es causado por el estrés, y el embarazo puede causar mucho estrés emocional y físico.

La sensibilidad dental generalmente desaparece después del embarazo, pero consulte a un dentista si el problema persiste.

Incremento en la circulación de la sangre la o dolores en otras áreas de la boca

Para muchas mujeres embarazadas, la sensibilidad dental se eleva rápidamente al dolor. Este dolor algunas veces también se siente en otras áreas de la boca.

Esto también es consecuencia de que elaumento del flujo sanguíneo ejerza más presión sobre los dientes, lo que puede hacerlos más propensos al dolor ya que las encías se hinchan. El dolor a veces puede llegar a ser tan fuerte que ni siquiera se puede hacerte masticar algo suave como arroz o pan.

Si la persona embarazada consume de manera común medicamentos para los senos paranasales debido a alergias u otra condición, se le puede recomendar que deje de tomarlos durante el embarazo. En este caso, esa presión adicional en los senos paranasales también puede ejercer presión en las áreas alrededor de la cara y la mandíbula, ocasionando a veces dolor dental.

Dientes flojos

Una persona adulta, normalmente, no siente algunos de sus dientes moverse cuando los acaricia con la lengua desde que eran pequeños. Pero las mujeres embarazadas a menudo encuentran que los dientes se tornan ondulantes al mismo tiempo que le producen dolor y la sensación de sensibilidad.

Pero no hay que alarmarse, una madre embarazada no perderá ninguno de sus dientes.

La razón por la que esto sucede está directamente relacionada con el embarazo ya que las hormonas promueven la relajación muscular, y esto podría extenderse a sus encías. Cuando la encía está relajada, los dientes se pueden aflojar ligeramente.

Formación de más caries

Las mujeres embarazadas suelen ser mucho más propensas a que le salgan nuevas caries.

Hay algunas razones por las que esto es así:

Náuseas matutinas: El ácido en el vómito erosiona el esmalte dental, que protege los dientes de las caries. El esmalte desgastado significa más cavidades.

Hormonas: Cuando su cuerpo pasa por cambios hormonales, eso también afecta la forma como el cuerpo combate los virus y la infección. También facilita la acumulación de placa.

Dieta: Los gustos cambian durante el embarazo, y esto podría llevar a una mayor ingesta de alimentos que son dañinos para los dientes, como helados y golosinas. Comidas en general con elevado índice de azúcar.

Encías inflamadas, rojas o sangrantes

El aumento de las hormonas y el flujo sanguíneo durante el embarazo empuja la sangre a través de las encías, lo cual puede hacer que se hinchen y se vuelvan sensibles. Las encías pueden adquirir un tono rojizo y causar cierto grado de dolor. En algunos casos, las encías incluso pueden sangrar durante el cepillado.

Muchas mujeres embarazadas desarrollan gingivitis, una etapa temprana de una enfermedad que ataca las encías. Este es otro efecto del aumento del flujo sanguíneo causado por las hormonas del embarazo.

En algunas mujeres, las aftas durante el embarazo se forman mayormente en las encías. Estas son conocidas como tumores durante el embarazo. No son una forma de cáncer; en realidad son sólo áreas de inflamación que a menudo ocurren entre los dientes. Es fácil hacer que estos tumores sangren y también pueden ser dolorosos. Estas aftas generalmente ocurren durante el segundo trimestre.

Puede ser doloroso cepillarse los dientes o incluso comer, pero es importante mantener al menos dos veces al día el hábito de cepillarse los dientes para que la placa no se añada al problema.

Sus encías deben volver a la normalidad después de que tenga a su bebé, pero consulte a su dentista si el problema persiste.

Tratamientos Para El Dolor De Dientes En El Embarazo

Aunque las intervenciones medicinales son limitadas durante el período de gestación, intervenciones que a menudo se utilizan para tratar las encías y los dientes adoloridos, con un poco más de esmero, podrá seguir presumiendo de una sana sonrisa durante todo el embarazo. Mantener todas las buenas costumbres del cuidado de sus dientes que has usado hasta ahora le mantendrá sana y sin dolor.

Pasta dental sensible

Compra de pasta dental hecha específicamente para dientes sensibles. Esto puede ayudar a reducir la sensibilidad y el dolor tanto en los dientes como en las encías.

Cepillo de dientes suave

Las cerdas duras en un cepillo de dientes pueden causar aún más irritación. Reemplace su cepillo de dientes por uno que tenga cerdas suaves.

Protector bucal nocturno

El uso de un protector nocturno puede evitar que usted rechine los dientes durante la noche.

Calcio

Cuando los bebés no obtienen suficiente calcio de la dieta materna, lo absorben directamente de los huesos de la madre. El calcio asegura unos dientes y encías fuertes, por lo que aumentar su consumo de calcio con suplementos o alimentos ricos en calcio puede ayudar a resolver algunos de estos problemas orales relacionados con el embarazo.

Enjuague con agua salada

Los enjuagues con agua salada permiten que cualquier herida bucal sane más rápidamente, combaten las bacterias y eliminan las partículas de comida que podrían quedar adheridas y causar caries. Es natural y seguro para las mujeres embarazadas.

Otros enjuagues bucales

Se recomienda el enjuague bucal antimicrobiano o fluorado, ya que son suaves pero eficaces. Un enjuague hecho con una cucharadita de bicarbonato sódico mezclado con agua puede ayudar después de las náuseas matutinas y evitar que el ácido dañe los dientes.

Cepíllese los dientes

Cepíllese los dientes dos veces al día (o más) y siempre cepíllese los dientes después de tener mareos matutinos para que el ácido no se quede en el esmalte.

Dieta saludable

La vitamina C combate las bacterias, la vitamina A combate la enfermedad de las encías y una dieta saludable y equilibrada proporciona nutrientes para usted y el bebé.

Evite los factores desencadenantes

Si sabe que las bebidas frías o calientes le causarán molestias, evítelas. Identifique cualquier otra causa raíz y elimínela en la medida de lo posible.

Es verdad el cuerpo sufre una de transformaciones durante la gestación. Sin embargo no es necesario soportar tantas molestias orales. Hable con su médico especializado para obtener sugerencias seguras de medicamentos para el malestar y para estar seguros de que la sensibilidad dental no le cause molestias durante todo el embarazo. Con una orientación profesional y un cuidado personal constante, podrá disfrutar del periodo de gestación a plenitud, sin necesidad de intranquilizarse por las consecuencias secundarias dentales.

Saber Más...

error: Content is protected !!