¿Duele Operarse La Nariz?

Estás pensando en hacerte una rinoplastia y quieres saber si duele operarse la nariz o no? Muchos se someten a este tipo de cirugías estéticas para refinar más sus rasgos, otros lo hacen porque no les agrada el aspecto de su nariz, pero también sabemos que hay otras personas que deciden hacerlo por su salud, debido a que necesitan corregir algunos problemas respiratorios.

Existen muchas interrogantes acerca de este tipo de intervenciones, porque no se sabe a ciencia cierta si duele mucho o no. En razón a eso, será un gusto darles un breve recorrido por todo lo que engloba este tema y así lo sabremos.

Duele Operarse La Nariz

¿Duele Operarse La Nariz?

Por lo general, la mayoría de las cirugías en el postoperatorio suelen presentar un grado de dolor; bueno, esto dependiendo del tipo de cirugía a la que sean sometidos y sus posibles complicaciones que se presenten en la intervención, inclusive si se trata de operarse de la nariz.

Pero de lo que si hay evidencia, es que las cirugías de rinoplastias o como otros también la conocen (cirugía de nariz) no producen tanto dolor después del primer o segundo día de cirugía, para lo que el médico especialista formula medicamentos como analgésicos y antiinflamatorios para aliviar el dolor

Pero ya en unos quince días aproximadamente verán mejoría y la inflamación habrá bajado. Lo que, si es molesto, es la sensación de no poder respirar cuando hasta tanto no sean retirados los tapones nasales. Demos tomar en cuenta que todas las personas no son iguales, así como su umbral del dolor.

Porque Operarse La Nariz

Desde hace décadas, la rinoplastia ha sido una de las cirugías estéticas que ha tenido mayor demanda al igual que los implantes mamarios. Este tipo de cirugía tiene como principal objetivo mejorar el aspecto de la nariz, bien sea corregir una deformidad, disminuir o aumentar su tamaño.

Aunque muchas veces esta intervención quirúrgica no suele realizarse solo por estética, en algunas ocasiones la persona lo amerita para corregir algún problema respiratorio. Sin embargo, la medicina estética ha evolucionado desde entonces.

Todos muy bien sabemos que el ser humano, por años siempre ha buscado la perfección, sobre todo si de estética hablamos. Por eso es importante que analices esto. Si eres de esas mujeres u hombres, que frecuentemente por no decir que a diario, se ve en un espejo para mirar su rostro.

Haciéndolo con la intención de analizar cada imperfección que creas tener, quizás te hayas preguntando en algún momento que no te gusta tu nariz. Si ese es el caso, detente un poco y piensa si realmente es necesario hacerte una rinoplastia, ya que no tiene vuelta atrás una vez que te la realices.

En muchos casos, cuando se precipitan a realizarse una operación de nariz, se debe a que buscan cumplir o alcanzar esos estándares de la belleza, como el estar delgadas y lucir un buen trasero, al igual que una nariz perfecta, sin embargo, debemos analizar bien los factores de riesgos y beneficios.

Es por lo que aquí les menciono las dos princípiales causas que suelen motivar a una persona a operarse su nariz:

  • Por motivos de salud: es cuando una persona tiene el tabique de su nariz desviado, haciendo que tenga una respiración deficiente, o una malformación congénita, a consecuencia de un accidente sufrido y le causa complejidades e inseguridad, en algunos casos, ansiedad y depresión. Particularmente en estos tipos de casos, la cirugía estética es necesaria.
  • Por algo psicológico: si sientes que tu nariz no luce estéticamente bonita, y puede que te esté causando un complejo, al punto de terminar obsesionada y consideres que la única solución a tus problemas sea la rinoplastia. En este caso, considero que una cirugía quizás no sea la única solución, tu verdadero cambio debe venir desde el interior, luego de eso puedes decidir hacértela o no. 
  • Las buenas razones: si para ti la salud es lo primero, la mejor decisión es realizarte la cirugía, ya que por medio de ella podrás mejorar tu respiración o quizás algún otro malestar. Y porque no hacértela si desde joven vienes teniendo algún complejo con tu nariz, y hacerte la rinoplastia te ayudara a aumentar tu autoestima, me parece una excelente idea que lo intentes y así lograras recuperar tu confianza.
  • Las malas razones: aquí, si tu principal motivación es que deseas diferenciarte de una amiga o de tu propia hermana, o quizás quieres que tu nariz sea igual a las de ellas. Lo mejor es que analices bien tu decisión al igual que tus razones, debido a que una operación de nariz en vez de beneficiarte y hacer que luzcas como deseas, termine siendo lo contrario, obsérvate bien frente a un espejo, y pregúntate ¿de verdad la necesito?

Que Consecuencias Trae Operarse La Nariz

Una cirugía de nariz o Rinoplastia, es un procedimiento quirúrgico bastante seguro y con un índice bien elevado de satisfacción, eso sí, deben asegurarse de quien los opere sea un cirujano plástico. Pero como en toda operación, siempre existe alguna posibilidad de complicaciones o riesgos.

Sin embargo, muchas de esas complicaciones pueden evitarse si cumple con los cuidados correspondientes posterior al postoperatorio y se comunica inmediatamente con su médico cirujano, en caso de presentar alguna situación que pueda perjudicar su salud.

Es muy importante que, si usted o alguien cercano que haya sido intervenido quirúrgicamente con una rinoplastia, este tomando vitaminas o productos de herbolario, que hoy en día están muy de moda, deben comunicárselos a su médico cirujano, ya que estos pueden ser fuente de alguna complicación grave.

En cuanto a los cuidados postoperatorios, les puedo decir que también son de gran importancia, para una exitosa recuperación y que los resultados sean los esperados. Hago mención de esto, ya que, en algunas ocasiones, algunos pacientes no cumplen con el reposo o los cuidados necesarios.

De no cumplir con los cuidados postoperatorios indicados por el médico cirujano luego de la operación, podría conducir a cualquier irregularidad, desviación u otras anomalías con su nariz, recuerde que el propósito de hacérsela era corregir o mejor su aspecto, lo recomendable es evitar el abuso.

Entre las otras complicaciones, pero no menos importantes, al contrario, la persona podría sufrir una infección o un sangrado más de lo habitual, una reacción a la anestesia o quizás puedan aparecer venitas pequeñas sobre la piel que cubre la nariz, que generalmente llegan a ser transitorias.

En otros casos, puede presentarse una inflamación exagerada, cuando se trata de pacientes con piel gruesa, causando una alteración o un aumento considerable de la cicatriz interna. Los injertos de cartílago utilizados en las operaciones de nariz, pueden curarse de forma anómala.

En todo caso, mi reflexión ante todo este extenso tema de la operación de nariz o si verdaderamente duele o no, solo me queda decirles que cuando sientan la necesidad de someterse a una cirugía estética como esta o cualquier otra, primero evalúen las razones por las que deseen hacerla y no por capricho.

Saber Más...

error: Content is protected !!